En la homilía del pasado domingo 22 de noviembre, el párroco de San Cristóbal  Totonicapán, Carlos Ibáñez, explicó que la población se encuentra molesta por la aprobación de un presupuesto que no llegará a los más pobres ni representará mejoras en obras, escuelas o en hospitales.

Además, agregó que en lugar de subirse sueldos, los diputados deberían de garantizar el pago a los médicos que atienen la pandemia del COVID-19.

“Si bien le va a un médico, gana 6 mil ó 7 mil quetzales, por qué no doblarles el sueldo y pagarles puntual. Ahh no, pero ellos (los diputados) comen camarones, grandes banquetes, sinvergüenzas, llenándose las bolsas de dinero”, agregó Ibáñez.

El sacerdote reconoció que, como fieles y la propia iglesia, los niños que mueren de hambre son responsabilidad de todos.


Alberto Chaclán

Reportero y redactor web de Totovisión; Imagen de Totonicapán. Estudiante de Comunicación.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *