Noticias Totovisión

Los Patzcarines de la Aldea la Esperanza Totonicapán, más de 100 años de historia.

Desde la cabecera departamental de Totonicapán hacemos un viaje de 65 kilómetros hasta la aldea la Esperanza, en ese bello lugar los días sábado de gloria, domingo de resurrección y lunes de pascua, se realiza una importante actividad cultural que involucra a los tradicionales Patzcarines; que son jóvenes y niños vestidos con ropa que para ellos sea cómoda, portan una máscara de madera que es elaborada por un vecino de la aldea que desde hace años ha hecho un buen trabajo y una peluca que esta hecha a base de la lana de oveja. Sin dejar a un lado el chicote que deben portar como parte de la danza que realizan durante sus presentaciones.

A lo largo de los años varias generaciones han formado parte de este grupo cultual que realiza sus presentaciones en la aldea la Esperanza, es una tradición en la que los bisabuelos, abuelos, papás, hijos y hasta los nietos participan en este grupo que se ha ganado el reconocimiento de los lugareños y personas que visitan la referida aldea.  

El patrono de los bailadores es la imagen de Jesús de la Resurrección según lo dio a conocer en una entrevista realizada al secretario de esta entidad cultural; Adolfo Cruz García Lacán.

“La danza lleva más de 100 años, y se realiza el sábado de gloria, domingo de resurrección y finaliza el lunes de pascua, el comité de la danza desde el inicio de la cuaresma visita a los jóvenes que en años anteriores han participado, esto para consultarles si volverán a participar y saber cuántos de ellos estarán en una nueva edición”.

Al tener ya confirmados a los vecinos que participara el autor de la cofradía de la imagen de Jesús de la Resurrección junto a la directiva de la danza de los Patzcarines visitan los hogares de los participantes para llevarles miel y panes; esta es una forma de agradecerles la participación que realizaran durante los tres días ya estipulados.  

El gran día para los integrantes del baile de los Patzarines es el sábado de gloria, puesto que se inicia con esta tradición, desde las 08 de mañana con sus trajes ya colocados se presentan ante las autoridades comunitarias en su defecto el alcalde comunitario quién les da la bienvenida y las recomendaciones pertinentes para que el evento se desarrolle con tranquilidad.

“Es ya una tradición que el primer baile se realice frente a la alcaldía de la aldea, luego a la casa del alcalde; sí él así lo desea y luego se dirigen a donde están las cofradías de las distintas imágenes religiosas con las que se cuentan en la aldea la Esperanza”.

El día lunes de pascua en horas de la mañana la imagen de Jesús de la Resurrección está bajo la responsabilidad del autor actual por lo allí se hace un baile y en horas de la tarde se hace el cambio de autor y en la vivienda la nueva familia se realiza una presentación más.

“Los 35 a 45 Patzcarines que participan en la danza, bailan al ritmo del sonido de una marimba sencilla que es muy peculiar en nuestra aldea, este sonido es muy bonito y a quienes tiene puesto un traje les hace disfrutar de esta oportunidad de poder formar parte del grupo”.  

Datos Curiosos:

En esta danza no deben faltar tres personajes importantes, siendo estos: el primer papá, segundo papá y la mamá, y luego viene el resto de participantes quienes tienen el papel de hijos.

Las melodías son ejecutadas desde una marimba sencilla, que desde hace años es utilizada para danzar, previo a ser utilizado este instrumento es llevado a una fabrica de marimbas muy reconocida que se ubicada en la aldea Barreneché, Totonicapán, donde se le afinan algunos detalles para que los días de evento este funcionado al cien por ciento.

La música tradicional de Totonicapán, la historia de mi pueblo -Tercera Edición-

Viajamos en el tiempo y nos ubicamos en año de 1990; año en el que inició este proyecto en conjunto, estando presentes entidades como el Instituto Guatemalteco de Turismo INGUAT, Casa de Cultura, Municipalidad de Totonicapán, quienes unificaron esfuerzos con la intención de hacer un banco de datos con todos los músicos que en ese año estaban vigentes con la música tradicional de Totonicapán.

“Para lograr este proyecto, se hizo una investigación antropológica, fotográfica y un registro sonoro, para esto estuvimos asistidos por antropólogos, edmo musicólogos, y se hizo traer un estudio de grabación desde la ciudad capital para que fuese instalado durante la ejecución del proyecto en Casa de la Cultual”. Refirió un integrante del Colectivo Vivamos Nuestras Tradiciones. 

En este disco están plasmados los sonidos y ritmos únicos de 22 grupos que fueron invitados de todo el departamento de Totonicapán, para recuperar la información de toda la música tradicional, en ese entonces se involucraron instrumentos como: la marimba sencilla, tambor y chirimilla, tum y pito, música de violines y música de las danzas tradicionales.

Se tomaron en cuenta a los artistas de los municipios de San Andrés Xecúl, San Francisco el Alto, Momostenango, San Cristóbal y la cabecera departamental.

Se cerraron las calles al rededor de la casa de la cultura por dos días, y cada grupo grabó varias piezas y luego los encargados de tener el registro sonoro evaluaron cuáles fueron las mejores melodías representativas de cada grupo para plasmarlos en un audio que luego sería uno de los archivos más valiosos.

Presentan el material de la tercera edición de música tradicional.

•La Primera edición se presentó en caset doble.
•La Segunda edición fue una edición de lujo se edito por primera vez en disco láser, por lo que está más completa con la información.
•La Tercera edición es el disco que se presenta este 2021, tiene la intención de llegar a muchas personas amantes de lo nuestro y que apoyen lo que es Totonicapán. 

Las primeras dos ediciones fueron entregadas a varias entidades y embajadas, así mismo se les entregó a las familias de las agrupaciones participantes una copia del material.

¿Cómo adquirir este disco?

Puede contactarse  a la página de Facebook del Colectivo Vivamos Nuestras Tradiciones” 👇🏼👇🏼 

https://www.facebook.com/Colectivo-Vivamos-Nuestras-Tradiciones-2048603302080424/

También puede  llamar los números 47708036 ó 42191379

Sus pasos lentos ya no lo volverán a recorrer las calles de la zona 1 de Totonicapán.

Este día bomberos voluntarios de la 42 compañía de la cabecera departamental de Totonicapán, fueron destacados al lugar conocido como Xol Pachec, entre los límites con Patzité en la zona 1, punto donde localizaron sin vida a una persona de sexo masculino identificado como: Domingo Tax de 86 años. De momento se desconocen las causas reales de su muerte, las autoridades competentes se encuentran en el punto  realizando el levantamiento del cuerpo.   

  

Era un longevo que vivía en el abandono. Su casa; edificada de adobe, tablas y lámina, en ella prevalecía únicamente silencio, su única compañía eran sus perros.

Muchas veces los vecinos de la zona 1 tuvimos la oportunidad de verlo pasar a paso lento y ayudarlo con lo que podíamos, su avanzada edad no eran un impedimento para que este señor saliera al centro o mercado de la localidad para comprar algunas cosas que le servían para sobrevivir.

En algunas ocasiones bajo la lluvia o en horario de toque de queda el pasaba rumbo a su vivienda, por lo que elementos de la Policía Municipal de Tránsito o Policía Nacional Civil lo acompañan para que pudiera llegar rápido a su humilde vivienda. 

El COVID-19 no es un juego, durante los últimos días se han registrado decesos a causa de este virus.

Estamos a pocos días de cumplir un año de la llegada del COVID-19 al país guatemalteco y por ende los casos al pasar de los días fueron incrementando y llegando a los departamentos y municipios del país.

En la cabecera departamental de Totonicapán  durante los últimos días se ha registrado el deceso de varios totonicapense, esto ha enlutado a varias familias que quizá nunca se imaginaron que un familiar perdería la vida a causa de este virus que para muchos es incierto.

Para algunos otros este virus es una mentira por ello han hecho caso omiso a las disposiciones sanitarias que se han emitido por el ente rector de la salud como lo es el ministerio de salud pública y asistencia social del país guatemalteco.

Como ciudadanos estamos conscientes de nuestras necesidades para salir adelante económicamente, pero debemos ser conscientes que nuestra salud es una prioridad importante, recordando que sin salud no hay trabajo.

Si es necesario salir de casa hágalo de la manera más responsable y de ser lo contrario quédese en su hogar cuidándose. Recuerde el distanciamiento social, el uso correcto de la mascarilla y la aplicación de gel ahora en día se han convertido en nuestros aliados de todos los días.

San Cristóbal Totonicapán | “La gente está descontenta porque la ayuda no llega a los más pobres…”

En la homilía del pasado domingo 22 de noviembre, el párroco de San Cristóbal  Totonicapán, Carlos Ibáñez, explicó que la población se encuentra molesta por la aprobación de un presupuesto que no llegará a los más pobres ni representará mejoras en obras, escuelas o en hospitales.

Además, agregó que en lugar de subirse sueldos, los diputados deberían de garantizar el pago a los médicos que atienen la pandemia del COVID-19.

“Si bien le va a un médico, gana 6 mil ó 7 mil quetzales, por qué no doblarles el sueldo y pagarles puntual. Ahh no, pero ellos (los diputados) comen camarones, grandes banquetes, sinvergüenzas, llenándose las bolsas de dinero”, agregó Ibáñez.

El sacerdote reconoció que, como fieles y la propia iglesia, los niños que mueren de hambre son responsabilidad de todos.

San Cristóbal Totonicapán | “La gente está descontenta porque la ayuda no llega a los más pobres…”

En la homilía del pasado domingo 22 de noviembre, el párroco de San Cristóbal  Totonicapán, Carlos Ibáñez, explicó que la población se encuentra molesta por la aprobación de un presupuesto que no llegará a los más pobres ni representará mejoras en obras, escuelas o en hospitales.

Además, agregó que en lugar de subirse sueldos, los diputados deberían de garantizar el pago a los médicos que atienen la pandemia del COVID-19.

“Si bien le va a un médico, gana 6 mil ó 7 mil quetzales, por qué no doblarles el sueldo y pagarles puntual. Ahh no, pero ellos (los diputados) comen camarones, grandes banquetes, sinvergüenzas, llenándose las bolsas de dinero”, agregó Ibáñez.

El sacerdote reconoció que, como fieles y la propia iglesia, los niños que mueren de hambre son responsabilidad de todos.